La especulación de terrenos frena el desarrollo inmobiliario.

La especulación de terrenos frena el desarrollo inmobiliario.

Todos sabemos que existen muchos propietarios de terrenos urbanos o ejidales que colindan con la mancha urbana que realizan una especulación inmobiliaria, entendiéndose esta como el acaparamiento y compraventa de terrenos urbanos, con la única intención de revenderlos posteriormente, esperando obtener un beneficio económico debido a las fluctuaciones de los precios del mercado, o para su engorda y plusvalización en una etapa futura, cuando el crecimiento de la ciudad, la escasez de terrenos y su infraestructura llegue a sus alrededores y su precio de venta sea el más alto posible..
Esto representa un freno al crecimiento y al desarrollo urbano e inmobiliario de las ciudades y en esto Mazatlán no es la excepción, por lo que es importante comentar algunas acciones que diluyan el impacto negativo de la especulación inmobiliaria de terrenos por parte de propietarios o desarrolladores inmobiliarios ambiciosos.
1.- Exigir que toda propiedad a la venta esté soportada por un Avaluó Inmobiliario actualizado expedido por un especialista Valuador Inmobiliario con cédula y registro estatal.
2.- Actualizar los valores catastrales de esos terrenos urbanos con precios de venta de mercado altos, en el seno del Consejo Municipal de Catastro a valores cercanos al valor de mercado de la zona, para propiciar la venta o la construcción en esos terrenos y fomentar la inversión inmobiliaria y combatir la especulación inmobiliaria. Los propietarios van a preferir vender esos terrenos a seguir pagando prediales altos cada año.
3.- Aplicar el reglamento de construcción y expedir multas a los terrenos baldíos que tengan maleza, escombro y que den un mal aspecto urbano.
4.- Analizar la pertinencia de incluir un artículo en la Ley de Desarrollo Urbano de Sinaloa, donde se establezca un periodo, que oscilará entre un año a tres, el periodo para la reventa de activos inmobiliarios con la finalidad de establecer límites dentro de la especulación. Esto ya lo están haciendo en otras ciudades del mundo.
5.- Difundir el Libro Verde Inmobiliario que realiza cada año la AMPI Mazatlán y promover la capacitación profesional de los agentes inmobiliarios para que conozcan los valores de mercado de nuestra ciudad, con la finalidad de que el mercado de compradores e inversionistas no compren terrenos urbanos a valores fuera del mercado inmobiliario y no aceptemos promover la venta de terrenos urbanos a precios de venta arbitrarios e irreales que soliciten los propietarios o los desarrolladores inmobiliarios que estén especulando con la tierra.
Existe una regla básica que conocen los desarrolladores inmobiliarios que les voy a compartir para tener una idea del valor de mercado de un terreno baldío que les interese comprar para desarrollar y vender lotes residenciales con infraestructura urbana, amenidades, áreas verdes y calles con banquetas: El Valor del terreno urbano baldío por m2 deberá ser una tercera parte del precio de venta comercial. Es decir, si yo quiero vender un lote residencial en $3000/m2 mi oferta de compra máxima por el lote baldío deberá ser hasta por $1000/m2 esto con el fin de hacer rentable mi inversión inmobiliaria.


www.sinergiamazatlanrealty.com
Cel. 6699-18-1476