Controversia por la Torre de Condominios “Melilla ”en Olas Altas

Controversia por la Torre de Condominios “Melilla ”en Olas Altas

Cada vez que se promueve un desarrollo inmobiliario en el Centro Histórico, se levantan voces y se rasgan vestiduras los colonos que viven en esta parte hermosa de la ciudad, pienso que lo hacen más por desconocimiento de la normatividad vigente establecida por el INAH y el Reglamento de Construcción, la Carta de Uso de suelos y el Plan Parcial del Centro Histórico que por obstrucción al Desarrollo Urbano y Económico de nuestra ciudad.

Por supuesto que pensamos que todo desarrollo inmobiliario debe sustentarse en las Leyes y los Reglamentos, pero tratar de detener el progreso y la modernización de una ciudad a través de opiniones favorables de los vecinos, es precisamente atentar contra el estado de derecho a los que nos debemos todos los ciudadanos, que es el de respetar la Ley. Esto lo comento porque es perfectamente viable el manipular la opinión de los vecinos para oponerse a un proyecto arquitectónico a través de medias verdades y desinformación e ignorancia de información técnica y de reglamentación que deben de cumplir los desarrolladores inmobiliarios.

Para los que nos dedicamos al sector inmobiliario, es obligado conocer todos los trámites y factibilidades que deben de realizarse, inclusive antes de realizar la compraventa del terreno, como serían: El Dictamen del Uso para conocer el Coeficiente de Ocupación del Suelo y conocer la superficie de desplante y el Coeficiente de Utilización del suelo para determinar el # de niveles que pudiéramos construir; El Dictamen del Alineamiento para conocer las restricciones y parámetros de la zona; La Autorización de Construcción por parte del INAH, para respetar La Ley de Monumentos Históricos y Arqueológicos y conocer si la finca donde queremos construir y sus fincas colindantes están consideradas en el Decreto del polígono del Centro Histórico y las restricciones que se deben de respetar; así como las factibilidades de JUMAPAM, CFE, Protección Civil, SSA, Análisis de Riesgo, Mecánica de Suelos, etc.

Todos esto lo realizamos de la mano de expertos en su materia, como serían Los Directores Responsables de Obra y las diferentes Direcciones que norman y dan factibilidad a los proyectos de inversión: Planeación del Desarrollo Urbano Sustentable, JUMAPAM, CFE, SSA, Col. Arquitectos, Tránsito Municipal, Coordinación de Protección Civil y el INAH para proyectos en el Centro Histórico.

Después de analizar cada una de las factibilidades del Proyecto “Torre Melilla” no me queda más que opinar que dicho desarrollo cumple con cada una de las disposiciones de Ley y debe ser aprobado, aún en contra de la opinión de los vecinos, periodistas y uno que otro abogado que busca sacar raja de la controversia; es increíble que nos opongamos a un mejoramiento del espacio urbano y a un mejor aprovechamiento del predio en densidad, como se estableció en el Convenio que firmaron la SEDATU y el Ayuntamiento de Mazatlán.

Desde mi punto de vista como Arquitecto, Director Responsable de Obra, Urbanista, Desarrollador de Proyectos de Inversión, Constructor, Agente Inmobiliario y ciudadano de Mazatlán, este proyecto embellecerá Olas Altas, no afectará la belleza arquitectónica del Centro Histórico por encontrarse en un corredor urbano sin fincas con valor histórico; aportará plusvalía a la zona respetando los ordenamientos urbanos y de construcción; además para los que disfrutábamos el entretenimiento del Restaurant Puerto Viejo, este no desaparecerá, sino que al revés, se modernizará para ofrecer un servicio más digno a los turistas y público en general que lo visitan; así mismo generará trabajo a Mazatlecos y el Municipio cobrará más impuestos a través del predial en beneficio de todo Mazatlán.