Apliquemos la política de Re densificación de los terrenos urbanos en Mazatlán (SEDATU)

Apliquemos la política de Re densificación de los terrenos urbanos en Mazatlán (SEDATU)

El Plan Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU 2014-2018) implementado a través de la SEDATU del Gobierno Federal estableció una Política Nacional de Re densificación de los terrenos urbanos que cuentan con todos los servicios de infraestructura y equipamiento urbano, que permitirán un mejor aprovechamiento de los terrenos urbanos baldíos en nuestra ciudad. Del mismo modo esta política de densificación está contemplada en los objetivos del Plan Director del Desarrollo Urbano de Mazatlán 2015.
Se promueve el modelo de ciudades compactas, para evitar su expansión indiscriminadamente, sin ordenación y planificación urbana, sin dotación de servicios de infraestructura urbana (agua, drenaje, Electricidad), para hacerlas más sostenibles, económica, social y ambientalmente.
En lo económico, las ciudades más densas son más productivas, pues son más eficientes, gracias a la combinación de usos de suelo compatibles, así como a la reducción de tiempos y costos de transporte de personas y bienes, pues desincentiva el uso del automóvil, acorta recorridos y privilegia el transporte no motorizado.
Mazatlán, actualmente atraviesa por un boom inmobiliario y existen áreas urbanas con planes parciales de desarrollo que no están siendo debidamente aprovechadas, me refiero específicamente a la zona de la Marina Mazatlán y a la Zona denominada Nuevo Mazatlán, ambas ubicadas en la parte norte de la ciudad, hacia donde más crecimiento y desarrollo inmobiliario y comercial se está dando, ocasionando un incremento en el costo por metro cuadrado del área vendible y generando la necesidad de un mejor aprovechamiento del terreno por parte de los desarrolladores inmobiliarios, que se ve limitado por esos Planes Parciales que ya quedaron obsoletos, tanto en sus restricciones de aprovechamiento del área de ocupación como en el de utilización del suelo (COS y CUS), así como el de las alturas y pisos permitidos. Sin entrar en las tipologías arquitectónicas que limitan la expresión artística de las nuevas tendencias de la arquitectura contemporánea que simplifica o deja de utilizar el uso de elementos arquitectónicos, como la teja, las molduras, etc.
Las zonas de Marina Mazatlán y del Nuevo Mazatlán son nuestras últimas reservas territoriales en donde pudiéramos aplicar las políticas de Re densificación de la SEDATU, para impulsar un mejor desarrollo urbano y generar un crecimiento inmobiliario como ha sucedido en otras ciudades como Santa Fe en la Cd. De México, Andares en Guadalajara o San Pedro Garza García en Monterrey, pero para ello debemos modificar esos Planes Parciales y adecuarlos a la realidad, para que los inversionistas y desarrolladores inmobiliarios puedan aterrizar sus inversiones y estas permitan la creación de un circulo virtuoso de mayores inversiones en la zona.
Mazatlán se beneficiaría del crecimiento en estas zonas en: Empleo directo e indirecto generado y mejor pagado, impuestos prediales, ISAI, mayor construcción y comercio, establecimiento de mejores hoteles, restaurantes y plazas comerciales, creación de subcentros urbanos, etc.

Casa sola residencial

Venta

Clave : MPPT8Y9

Construidos 135 m2
Terreno 135 m2
Recámaras 3
$3,610,000 MXN
Detalles